divendres, 20 d’octubre de 2017

Actitud

Estamos viviendo unos momentos complicados en los que fácilmente las emociones se alborotan y nos atrapan en dinámicas, a veces, difíciles de controlar, y que a menudo generan sentimientos que hay que positivizar pues nos perjudican a nosotros mismos principalmente mermando nuestra vitalidad.

Tenemos el ejemplo de muchos maestros espirituales que han luchado por sus ideales, como el Dalai Lama, Thich Nhat Hanh, Gandhi, Sri Aurobindo, etc., y a pesar de su lucha supieron mantener la ecuanimidad y el equilibrio interior. Esto es lo que los avala como maestros, el hecho de saber responder con serenidad ante ataques de todo tipo.

Debemos comprender que la mente opera más afuera, con los objetos, pero esta mente también opera dentro de nosotros, a través de las emociones.

Así, tenemos que poder situarnos más allá de esta actividad de la mente, que siempre nos quiere controlar y boicotear. Pero, nunca debemos luchar en contra de ella, pues, si no, lo único que hacemos es alimentarla. El único camino es cultivando buenos hábitos, a través de pensamientos y sentimientos positivos.

Es entonces cuándo podremos dar un salto hacia otro nivel de Conciencia. Así, podemos expandirnos más allá de nuestras limitaciones y vivir con más plenitud.


¡Mis reflexiones para vivir satisfactoriamente!