divendres, 8 de setembre de 2017

La llave de la felicidad

El Divino quería sentirse acompañado y creó unos seres para que le hicieran compañía. Pero estos seres encontraron la llave de la felicidad, el camino hacia el Divino, y se reabsorbieron en él. 

El Divino convocó a los dioses y les expuso la cuestión: Voy a crear al hombre, pero quiero esconder en algún lugar la llave de la felicidad, un lugar tal que jamás se le ocurra allí buscarla. ¿Dónde os parece? Uno de los dioses dijo: En el fondo del mar. Otro de ellos: En una gruta en los Himalayas. Un tercero: En un remotísimo lugar del espacio. 

Aquella noche el Divino reflexionó y comprendió que el hombre terminaría buscando en los océanos, los Himalayas y otras galaxias a través de los agujeros negros. No, en ninguno de esos lugares la llave de la felicidad estaría segura. El hombre la encontraría y él volvería a quedarse solo. 

Pero entonces se le ocurrió el único lugar donde jamás el hombre buscaría la llave de la felicidad: dentro de sí mismo. Y allí la colocó.

Cuento de la India


2 comentaris: